Senda de Gariñas

Senda sencilla recomendada para primavera y otoño, de interés paisajístico y natural, a unos 600 metros de Buitrago, aproximadamente, y con muy buena accesibilidad. Fácil acceso aunque la vía no está señalizada.

Se parte desde el pueblo desde el Paseo del Río Lozoya, tomando el camino de Mangirón. Se pasa por la urbanización conocida como El Pinar y se encuentra sin dificultad una calleja que será el comienzo de la senda. Se sigue el camino que en cierto punto transcurrirá paralelo a la carretera de Mangirón. Se abandona este camino cuando se encuentra a la derecha una puerta metálica que comunica dicha carretera con el camino forestal. Entonces se toma el sendero que sale a la izquierda, bajando hacia el embalse de Puentes Viejas y se introduce en el bosque de Gariñas. Este sendero recorre el camino periférico cerca de la orilla del embalse.

El recorrido se puede alargar según el deseo del senderista, siempre teniendo en cuenta que se debe regresar por el mismo camino por el que llegamos. Existen otros caminos alternativos, pero se recomienda y marca este recorrido por su interés paisajístico y el buen estado del terreno.

Es posible encontrar algún corzo o reconocer las huellas de algún jabalí en las orillas del embalse. También se encuentran ardillas. Se puede observar a lo largo del recorrido aves rapaces de bosque como gavilanes, milanos, águilas culebreras y otros pequeños pájaros de menor tamaño como carboneros, herrerillos y pinzones. En el embalse se pueden ver somormujos, garzas, cormoranes y patos. El entorno mantiene los vestigios de la flora autóctona y está formado por pinos resineros, robles melojos, encinas carrascas, fresnos y arces de MontPellier. También crecen pequeños arbustos (sotobosque) como los espinos albares, endrinos y escaramujos.

 Fuente: guía turística de Buitrago de Lozoya - 2010